domingo, enero 15, 2012

Domingos

Está siendo un invierno extraño y éste es el primer domingo de lluvia que recuerdo en algunas semanas. Por eso nos hemos quedado en casa, con bata y mesa camilla, con empacho de películas y arrumacos. Pero el último domingo hizo tanto sol y tan buen tiempo que almorzamos en una terraza de La Alameda y acabamos así, tomando granizadas en la Plaza de España, bajo el más azul de los cielos.

No hay comentarios: