sábado, noviembre 05, 2011

Su primer día de campo

Esta niña que aparece sentada en una silla tiene tres meses. Sí, cuesta creerlo. La silla es antigua y la foto también lo parece pero es de ayer y la niña que aparece tan seria y con esos mofletes tan gordos es mi hija, la que nació hace apenas tres meses y una semana. A mi también me costó creerlo hasta que no vi la foto. Yo estaba dentro del cortijo de Los Felisos, el campo de mi amigo Antonio Pablo, que volvió a acogernos ayer en el que ha sido nuestro primer día de campo con Cecilia.
Los Felisos siempre han sido, para mi, sinónimo de amigos y sonrisas. Ayer, otra vez, pero diferente. Disfrutamos de un paseo entre encinas, relajado y feliz, respirando el aire fresco de la Sierra.
Y dentro del cortijo, se encendió la candela en la que cocinaron una carne deliciosa y que hizo las delicias de Cecilia, que se quedó embelada mirando por primera vez el fuego.
Ahora es como volver a vivirlo todo por primera vez, hasta pasar un día en el campo donde tantos días hemos pasado, todos tan agradables como el de ayer.

1 comentario:

Antonia dijo...

Paloma, está preciosa!!! Por favor, se parece a ti muchísimo... Por cierto, la foto de la silla es para enmarcarla. ¡Lindísima! Disfruta mucho de ella. Un beso