domingo, octubre 16, 2011

Una primera vez

Para todo hay una primera vez y este fin de semana ha sido la primera vez que Cecilia ha visto el mar. Ella no lo recordará pero nosotros sí, porque sus primeras veces son más importantes para nosotros que para ella.
La primera vez que la brisa marinera rozó su piel, que se tumbó en una toalla sobre la arena, que sus pies tocaron el agua del mar, que disfrutó del sol de la playa.
La primera vez que volaron cometas sobre su cabeza.
Y todo en Punta Umbría, que para sus padres también esconde muchas primeras veces y amistades primeras. Como las de sus titos Mariluz y Francis con los que tantas jornadas playeras hemos compartido.
Para todo hay una primera vez y algunas son tan especiales como ésta que nos ha dejado dibujada una sonrisa en los labios durante todo el fin de semana.
video

1 comentario:

Anónimo dijo...

A ver si Cecilia nos sale enamorada d la playa como nosotras,para poder compartir veraneos.LLoró o no cuando vino la ola?Está preciosa en las fotos.Os quiero.Tu madre.