miércoles, octubre 05, 2011

Prioridades televisivas

El día después de despertarnos con la noticia de que el mes pasado 95.817 personas perdieron su trabajo, hoy en Almería se va a hablar de actualidad sociolaboral; en Málaga, sobre el empleo femenino en el sector comercial andaluz; en Jaén, de Comercio Exterior; en Granada, sobre nuevas rutas aéreas; en Córdoba, de Medicina Familiar y Comunitaria; en Sevilla, se denunciarán los recortes en los programas de Bienestar Social; en Cádiz, se inaugura una nueva terminal de carga rodada del puerto y en Huelva protestarán por la muerte de un trabajador.
Pero por más interesantes, y oportunas, que sean las citas informativas que hoy se destacan en las agendas, no habrá ni una sola noticia o declaración que pueda hacerle frente a la que es, para los medios de comunicación regionales y nacionales, la gran noticia del día: La tercera boda de la Duquesa de Alba a sus ochenta y picos años. Las televisiones nacionales tienen apostados en la puerta del Palacio de Dueñas a sus reporteros y llevan haciendo conexiones en directo desde cuatro horas antes del enlace. Lo hacen las privadas, pero también las públicas. Hoy para los que mandan en la televisión el morbo de los invitados que no acuden pesa más que la I+D+i, los centímetros del tacón de la más osada es más importante que los problemas de nuestra economía y el menú del banquete es el mayor de los secretos de Estado. Sevilla volverá a ser retratada como la capital de la charanga y la pandereta y los aplausos de los curiosos que acuden a Dueñas se multiplicarán por mil en los salones de los telespectadores. La cara amable de la Duquesa ocultará la otra, la de la mayor terrateniente de Andalucía y Extremadura que se lucra de un sistema pésimo de subvenciones a las hectáreas de campo y no a la producción; la que apenas crea empleo en sus fincas, la que hereda un enorme patrimonio de generaciones anteriores que no está muy claro a costa de quiénes lo consiguieron. Todo eso verán en sus pantallas las 3.194 personas que, cada día, pierden su empleo en nuestro país, la escritora que hoy presenta un nuevo libro, el doctor que ha descubierto una técnica pionera para operar una cardiopatía, los niños que sufrirán mañana los recortes en su educación de hoy, el investigador que no sabe si le llegará la subvención para concluir su trabajo, la comisaria que prepara una importante exposición, los miembros de un nuevo partido político que quiere regenerar la política actual, los parlamentarios que acuden a una comisión para crear una nueva e importante ley, el juez que dicta una original sentencia que sentará jurisprudencia o el discapacitado que ha conseguido encontrar un empleo gracias a un programa de inserción laboral. Todos verán en sus televisores montones de minutos sobre una boda que, seguramente, les interese un pimiento y habrá que explicarles que, tampoco hoy, había tiempo para ellos en la programación de las televisiones (tampoco de las públicas).

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Más claro, agua. Un beso! Tatiana

SEVILLA MPDL SENSIBILIZACIÓN dijo...

Q razón tienes y q bien lo explicas, me encanta el pirfeando de hoy... Rebe

marivi aguado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
marivi aguado dijo...

igual y hasta me has hecho llorar ¡¡¡que grande eres!!!

lorena gandullo dijo...

que cierto y que desolador¡¡¡