martes, junio 21, 2011

Verano y vida: 21 de Junio

He celebrado contigo 13 de tus 33 cumpleaños, todos justo el día en que arranca el verano. Cuando vuelvas a casa tendrás un regalo, pero ya sabes que el que de verdad quieres vendrá dentro de un mes. Mientras sigue a fuego lento dentro de mi barriga, esperando cada tarde las palabras y caricias de su padre que la llama por su nombre y que la besa, a través de mi piel.
Siento una enorme responsabilidad, no sólo por esta aventura que hemos emprendido juntos de traer una nueva vida a esta casa, a esta tierra. La siento también como depositaria de tu esperanza. Porque mi hija es mi hija y crece dentro de mi, pero es que es también la tuya y yo no puedo fallarte. Tengo que cuidarme para cuidarnos, esforzarme para que todo salga bien y que tú puedas sentirte el hombre más feliz del mundo.
A veces intento pensar en ella a través de tí: Si pariré una niña con tus rasgos que me mire con tus ojos, me escuche con tus orejas y me hable con tu boca. Si compartirá tu forma de entender el mundo o utilizará tus expresiones. Si temblará su cuerpo entero cuando se quede dormida, igual que lo has hecho tú en todas estas noches compartidas, cuando seguías entre mis brazos pero ya estabas bien lejos de mi, al otro lado del sueño. Y siento, al observar tan de cerca cómo vives la espera, una enorme alegría. Por ti, por mi y por ella que tendrá la suerte de tener un padre tan especial. Ojalá pueda disfrutar de tu compañía toda su vida y nunca te eche de menos como yo echo de menos a mi padre, como seguro que tú echas de menos al tuyo.
Hoy empieza un nuevo verano, pero todo es diferente. Será el verano que cambie nuestras vidas para siempre y yo quiero vivir este cambio a tu lado. Contigo, con ella y con el mundo. Vivir siempre contigo, cada 21 de Junio. Felicidades.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Desde que me he levantado llevo todo el día pensando en que hoy es un día especial y diferente. Porque hoy es cumple de mi hermano mayor, porque a partir de ahora cada veintiuno de junio esperará nervioso la felicitación más importante, la de su hija, porque cumple 33 y me recuerda lo mayores que nos estamos haciendo y lo feliz que soy sabiendo que seguimos juntos.Porque hoy se cumplen quince meses. Porque comienza el verano. Porque solo falta un mes de espera.

Felicidades Grego.

Te quiero. Palmi