domingo, marzo 20, 2011

Preparando la llegada

Resulta que mi madre y mi abuela se han puesto a cuatro manos con el objetivo de que Cecilia, a sus menos cuatro meses de vida, tenga más ropita que su propia madre. Continúan la figura femenina de las tejedoras que tejen y tejen mientras esperan. Otras amigas, familiares y vecinas han contribuído a que mi futura hija vaya a tener este precioso ajuar.
Desde esta graciosa mañanita verde o este broche con su nombre....
...hasta su primer vestido.
Y yo, que me creía a salvo de cierta sensiblería femenina, resulta que a la hora de la verdad me he emocionado como cualquier futura madre.

No hay comentarios: