martes, enero 04, 2011

Ojalá

Ojalá te hagas carne y alma y habites entre nosotros. Ojalá vengas al mundo que te toca en el hogar que te hemos preparado y descubras, más pronto que tarde, que lo importante de tu hogar no son los metros que ocupe, sino las personas que lo forman, que te estamos esperando. Ojalá reconozcas la voz de tu padre entre todas las voces para que, cuando nazcas, prestes atención a todo lo que tiene que enseñarte. Ojalá heredes de él su sonrisa, su paz y su coherencia. Él, que tanto te quiere aunque todavía no hayas nacido, acaricia mi vientre cada día, esperando tu llegada.
Pronto verás que tu hogar tiene ramificaciones a unos 115 kilómetros. Serás afortunado porque tendrás un pueblo, y no todos lo tienen. Allí sentirás la libertad de estar protegido y de ser querido. Ojalá quieras tanto a tus abuelas como yo quiero a la mía. Ellas tienen tantas ganas de cogerte entre sus brazos como nosotros mismos. Te descubrirán las cosas fundamentales de la vida, como hicieron con nosotros. Ojalá heredes de tu tía Palmira su fortaleza y su sentido de la amistad, de tu tía Flor su seguridad y su compromiso y de tu tío Abel su alegría y afabilidad.
Ojalá te guste pasar tu tiempo con el resto de miembros de tu familia: Si tienes suerte descubrirás por ti mismo la apuesta por la vida de tu bisabuela Maruja, las reuniones navideñas, los alborotados días de Reyes, las fiestas del pueblo y, en poco tiempo, formarás parte de los juegos en el paseo de tus tíos-primos más pequeños Rubén y Manuel. Y por si tu familia de verdad se te queda pequeña, tenemos para ti una enorme "familia postiza" a la que te costará diferenciar de la primera porque siempre estarán a tu lado, en todos los momentos. Igual que nuestros amigos y amigas, que también formarán parte importante de tu vida futura.
Ojalá te conviertas en una buena persona. Una persona solidaria y apasionada. Ojalá heredes nuestras virtudes y tengas las tuyas propias, más fuertes que tus defectos. Ojalá te guste disfrutar de la vida, leer, conversar, ir al cine y al teatro, correr, jugar, hacer deporte, cantar, reír a carcajadas, abrazar, comer, dibujar, escribir, viajar, estudiar, pasear, descansar, y cualquier verbo que te haga ser feliz. Ojalá seas feliz. Con eso me conformo. Pero antes de todo, ojalá te hagas carne y alma y habites entre nosotros.

9 comentarios:

flor dijo...

Ojalá tengas un@ herman@ como la que tengo yo, que me hace sentir la mujer más afortunada del mundo con sólo teclear su ordenador.

Jose Juan Ramos dijo...

Ojalá!

Anónimo dijo...

Ojala tuvieras una amiga como la que tenemos nosotros que tiene el poder de hacernos sentir cada dia mas orgullosos de ser sus amigos.

Sara dijo...

Ojalá descubra pronto lo afortunado que es por tener una madre como tú.

Anónimo dijo...

Ojalá pase el tiempo volando, porque te necesitamos tanto aquí fuera. Ojalá puedas oir muy pronto para acercanos a la barriga de tu madre y decirte cuánto te queremos...Ojalá...

Mari Luz dijo...

Ojalá sepas expresar como tu madre tus emociones y nos contagies a todos con tu felicidad y ganas de vivir

Anónimo dijo...

Ojalá mi niet@ diga siempre:"que suerte tener una madre como la que tengo yo",y le dedique tiempo y cariño a los que le redeen como lo hace ella.Os quiero.

Manuela dijo...

Precioso Paloma. Ojalá vaya todo bien. Seguro que así será.

Anónimo dijo...

Ojala¡¡¡ le encanten los carnavales...

Asoc. carnavalera "LA CARPA"