domingo, enero 16, 2011

Barco fantasma. El desenlace

Su visión me perturbó y la casualidad, mezclada con insistencia, me ha permitido conocer mejor la historia del que bauticé como barco fantasma, pero que en realidad eran dos. Casualidad porque alguien, sabiendo de mi curiosidad, me envió en la medianoche del jueves este mensaje:
"Guapa, acabo de enterarme de que al barco fantasma ruso que está en el puerto le han levantado el embargo y se van pronto... Por si te interesa, mi marido es Policia Portuario y me lo ha dicho".
Insistencia porque mis llamadas a la Autoridad Portuaria y a la Subdelegación del Gobierno dieron su fruto y confirmaron esta información.
El tercer componente podría ser la buena suerte de trabajar en un medio como Radio Nacional que me permitió contar este desenlace hasta a nivel internacional gracias a Radio Exterior de España. Una noticia, que al día siguiente, aparecería en Huelva Información con unas fotos espectaculares de Alberto Dominguez y el texto de una de las pocas periodistas de Huelva que conoce la historia de estos hombres desde hace 5 años, Rosa Font.
Una mañana conflictiva, llena de tensiones y prisas que, al final, dieron como resultado el sentirme privilegiada, otra vez, por vivir del Periodismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me ha encantado,Paloma,no xq sea tu madre,sino xq como tu dices esto es vivir el periodismo,lo cual te encanta,sigue asi y no te dejes aplastar nunca por la losa q tienes al lado,piensa siempre que lo importante es como tu te sientas en tu profesión.te quiero.