martes, diciembre 28, 2010

Violencia y fe

El obispo Reig Plá ha dado con la raiz del problema de la violencia machista. Y lo ha hecho él solito, sin tener que consultar ninguna estadística de las 61 mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas en lo que llevamos de año. Se ha levantado una mañana cualquiera, así como así, y ha dicho esto:
"Los matrimonios canónicamente constituidos (católicos) son menos dados a la violencia doméstica que aquellos que son parejas de hecho, las parejas de personas que viven inestablemente y que es donde más se está generando la violencia contra la mujer"
Eso ha pensado y eso ha dicho en un estupendo ejercicio de libertad de expresión y pensamiento que yo aplaudo. Igual que aplaudiría que lo hicieran todas las mujeres católicas que se llevan alguna bofetada de sus maridos católicos, si fueran capaces de vencer años y años de educación católica que les recomienda sacrificarse en pro del matrimonio y del hombre.
¿No será, señor obispo, que las esposas católicas son menos dadas a denunciar a sus maridos católicos cuando sufren malos tratos? ¿No será que para muchas de ellas es algo natural, como el matrimonio mismo? ¿No será que años de educación en el sacrificio y la desigualdad han hecho olvidar a algunas de ellas (y sobre todo de ellos) el máximo mandamiento del amor?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué equivocada estás! La palabra "sacrificio" no tiene nada que ver con el matrimonio ni con los cristianos. ¿Te suena de algo la palabra "DONACIÓN"? Eso es el matrimonio cristiano donarse el uno al otro y en medio de los dos Dios.

pirfa dijo...

Yo no me meto en absoluto con el matrimonio cristiano. Me parece estupendo que dos personas libremete elijan unir sus vidas ante Dios y formar una familia con esos valores. Estupendo, de verdad. Yo soy fruto de uno de ellos.
Con lo que no estoy tan de acuerdo es con que la curia católica nos señale a los que no elegimos esta institución como los responsables de las lacras de la Humanidad.

No lo somos. Los cristianos responsables lo saben, entre otras cosas porque son más tolerantes que ellos.

Y genial con que los matrimonios católicos entiendan su unión como una donación. Ese concepto es muy bonito y yo entiendo de forma muy similar la relación que me une a mi pareja y con la que también pretendo formar una familia, en los margenes de la Iglesia Católica.

Anónimo dijo...

Se levantó una mañana sin más, consulto las estadísticas de las 61 mujeres y se quedó tan pancha tras escribir esto y, ......aún sigue otro con el apodo de "pocas luces"

Isabel dijo...

Estoy contigo Paloma, el sacrificio es inherente a la religión católica. Atravesar un valle de lágrimas dicen, si eres homosexual, será una dura prueba, ya se te recompensará en la vida eterna. No sé si los católicos son más o menos maltratadores y maltratadas, en cualquier caso, lo que digan los jerarcas de esa religión, al resto de los mortales nos tiene que traer al pairo. Y quien diga que la religión católica no es machista (igual que la inmensa mayoría, también es cierto), simplemente no quiere ver.