domingo, octubre 03, 2010

La palabra Siempre

La palabra Siempre, cuando se proyecta hacia el futuro, es de una crueldad indescriptible y doliente. Porque Siempre es una palabra vacía de significado a la que nosotros llenamos de ilusiones. Todos lo hemos hecho alguna vez: Desde el Siempre-te-querré hasta el te-voy-a-odiar-para-siempre, pasando por toda su gama de colores. Pero Siempre no existe. Sólo existimos nosotros, Aquí y Ahora. Y lo sabemos. La mayoría de nosotros lo sabe. Pero seguimos instalados en la ilusión del Siempre. Por eso nos permitimos molestarnos por tonterías, dilatar las decisiones o confiar en la Providencia.
Pero la realidad, que está ahí para demostrarnos que Siempre no existe, nos está esperando en cualquier parte: En un despiste, en una imprudencia, en un diagnóstico médico o en la simple y puñetera mala suerte.
Y cuando eso pasa, cuando la palabra Siempre, que se proyectaba hacia el futuro, muestra su crueldad indescriptible y doliente, yo necesito escuchar las voces de mi madre y de mi hermana aunque sea por el teléfono;
necesito abrazar a mi pareja y respirar el olor que desprende su cuello;
besar a mis amigos y reírme a carcajadas con sus ocurrencias. .
Porque eso es la Vida. La mía. Mi Aquí y mi Ahora.

2 comentarios:

susana dijo...

Es que "siempre, es mucho tiempo"

Anónimo dijo...

que bonito Paloma, y que razón tienes...