jueves, septiembre 16, 2010

Versátil Poveda

Alguna que otra tarde de las que pasé con mi abuelo en el hospital decidí ponerle música. Del pequeño y fino aparato sin botones que yo llamaba aipod, pero que mi abuelo ni siquiera sabía que tenía nombre, salían las Coplas del Querer de Miguel Poveda. Al final acabó pidiéndomelo él: "Ponme ése que canta tan bien", me decía. Y cerraba los ojos apenas sonaban los acordes de la primera de las coplas.
Ahora, más de seis meses después de aquello, todavía, cuando a veces me pongo el disco en el coche, vuelve la plácida sonrisa con la que mi abuelo escuchaba esa voz que tiene la capacidad de gustar a todo el mundo. Anoche volvió a ocurrir. Había gente de todas las edades y todos los estilos. En el mesón donde tapeamos antes de entrar, conocí a un matrimonio canadiense con sus entradas compradas. Y Poveda no defraudó. Y eso que yo temía que Historias de Viva Voz, el espectáculo inaugural de la XVI Bienal de Flamenco de Sevilla, fuera tan purista que pudiera aburrirme. Me equivoqué. Porque Poveda se conoce, sabe de sus capacidades y eso se nota en el escenario. Por eso, el de anoche, no era un espectáculo, eran muchos. Y, aunque tuviera la cara, el cuerpo y el gesto de Miguel Poveda, el que cantaba no era él siempre. Unas veces era Miguel de Molina, otras veces Juanito Valderrama, otras Marchena, Bambino o Caracol. Todo eso era. Todo en un cantaor entregado que sudaba la camisa y la garganta.
Livianas, pregones, cañas, verdiales, bulerías, tangos, fandangos, seguiriyas (magistral Moraíto) y hasta La leyenda del tiempo con la colaboración de Esperanza Fernández. "Qué versátil es el tío", me decía mi amigo, sin retirar la vista del escenario. Sí que lo es. Tiene que serlo para haber llegado hasta aquí, cantando tan flamenco, como si hubiera nacido entre Jerez y la Isla o entre Sevilla y Triana, cuando en realidad lo hizo en Barcelona.

3 comentarios:

pirfa dijo...

Leer esta crónica del espectáculo en ABC me hace reconciliarme con la Profesión y pensar que todavía hay lugar para las emociones y para las palabras. Impresionante.
http://www.abcdesevilla.es/20100916/cultura-musica/poveda-historia-viva-cante-201009160103.html

pirfa dijo...

Y luego está ésta otra, que como dice Carmen Rengel "Parere que uno estuvo en Alaska y otro en Zambia". Y yo no puedo esconder mi disfrute, a pesar de las diferencias y los desacuerdos.
http://www.elcorreoweb.es/bienal2010/103654/gran/imitador/consumo/osadia

PEDROHUELVA dijo...

Caramba, ha conseguido usted, con su entrada, que dedique mas de una horita, para leer todas las crónicas del evento.

Es que Miguelito, es mucho Miguel.

Con humildad, dicen que estudiada, se llega lejos, cuando las facultades están contigo.

Eso no ocurre siempre. Dicen los flamencos que esos momentos de éxtasis ( taret, le dicen ), llegan en pocas ocasiones. Con Poveda yo lo pude vivir en dos ocasiones. Que suerte la mía.

Magnifica crónica.