lunes, septiembre 06, 2010

Hombres que vuelan

Lo vi venir a saltos. Cada salto, un pequeño avance a merced del viento. Al borde del precipicio del Paraíso.
Rompía la paz, aunque no del todo. Sigiloso, ayudado por la fuerza eólica de la naturaleza. Un hombre que vuela sobre la cabeza de los pocos llamados a disfrutar del Paraíso en la esquina...
... que pierde la magia a la hora de comer, cuando deja las alas, posa los pies en la tierra y, al reconocer a su fotógrafa, le dice: ¿Quieres que nos hagamos una foto para que te lleves un recuerdo?

No hay comentarios: