lunes, septiembre 20, 2010

Festival de la Amistad

"Los amigos te salvan literalmente la vida y lo hacen sin esperar nada, sin alardear de nada, por el puro placer de dar. Modestamente grandiosos".
"Crecer con los amigos, envejecer con ellos, ir trenzando a la espalda, con esos testigos de tu vida, años y años de una biografía compartida, es algo absolutamente maravilloso".
"La única patria que reconozco son mis amigos. Es una patria exigente".
"Lo de la amistad es como el amor. Todo el mundo cree saber de ello, todos nos consideramos grandes conocedores del asunto, expertos en los sentimientos y en la pasión, cuando, en realidad, son dos materias complejas e infinitas, profundos rincones del ser que uno sólo empieza a entender cuando madura". "De jóvenes, de muy jóvenes, amigos y amores te llegan fácilmente, son una lluvia cálida y revuelta, confusa, ligera, amontonada. De joven, de muy joven, en realidad no escoges, aunque lo creas. Te haces amigo y te enamoras de lo primero que pasa. Porque necesitas querer. Somos así, y esa necesidad es conmovedora." La amistad requiere atención, entrega, riego constante. Hay que invertir muchas horas en cultivarla. "Con los años, con los muchos años, las amistades se profundizan y agigantan. Alcanzan un nivel de emoción y de veracidad indescriptible". "Esos regalos de cariño que me han dado, tan inmensos que siento que es imposible merecerlos. Eso también es la verdadera amistad: la sensación de estar felizmente en deuda con los otros. Por todo eso que ya hemos vivido, y por todo lo que todavía viviremos, gracias. Muchas gracias." P.D: No puede ser casualidad que, justo este domingo, Rosa Montero haya escrito las palabras que definen mejor que yo misma mis sentimientos.

No hay comentarios: