lunes, septiembre 27, 2010

Desayuno en Doñana

La imagen es entre ridícula y surrealista. Tiene un poco de las dos cosas. Una visita de una ministra es una buena excusa para plantar en pleno Palacio de Doñana un desayuno de catering. Yo también me sentí extraña, pero creo que no tanto como estos dos camareros.

No hay comentarios: