viernes, agosto 13, 2010

Un adosado en el Sahara

Con la excusa de que este fin de semana se marchan a su tierra los niños saharauis que han pasado el verano en Andalucía, tres madres de acogida han venido a visitarme a la radio con sus tres hijos. Cuatro, si contamos a otra de 18 años que ya vive en casa de una de ellas durante todo el año desde hace dos.
Han convertido mi jornada laboral en una muy especial. Ellas, las madres, me han enseñado mucho de Solidariad, Cariño, Compromiso, Emoción... Los niños me han colmado de abrazos y me han arrancado más de una carcajada.
Cuando terminamos el trabajo, los he invitado a todos a desayunar. No sólo por cortesía, también para agradecerles el placer de haberlos conocido. Y en ese desayuno, el centro de Huelva se ha convertido, gracias a sus conversaciones, en una choza de adobe en mitad del Sahara. "Yo siempre digo que tengo un adosado en el Sahara", me decía una de las madres de acogida. Y es que, para celebrar la llegada de Conchi (que así se llama esta mujer de Huelva, madre de dos niños biológicos y de acogida de Mantu desde hace 5 años), la familia de su niña le habían construído una habitación para ella sola en su choza. Y eso que sólo ha ido una vez.
Y pensé en mi madre que, sin escuchar nuestras peticiones, nunca ha querido acoger a ningún niño saharaui porque le parece una crueldad mostrarles durante dos meses las comodidades de este mundo para luego devolverlos a aquellas penalidades, allí donde hasta el agua potable es un bien de lujo. "Estos niños son carne de patera", ha dicho alguna vez. Una expresión gráfica, cruel y puede que, por desgracia, acertada.
Emitido en Radio 5. Lunes 16 de Agosto.

2 comentarios:

susana dijo...

es muy triste que a estas alturas de la vida, sigan existiendo campamentos como los del Sáhara. poco podemos hacer por ellos, aunque lo intentamos.
en mi familia acogimos a una niña durante 5 años, y desde entonces forma parte de nosotros.
Nuna, mi hermana pequeña

Mosk dijo...

ay... yo es que con este tema me sigue quedando la misma duda que a tu madre, y me sorprendió más cuando en su momento no pude encontrar ningún estudio serio sobre el tema (no pude o no supe, que también es posible).

Que lo ven como un premio por sacar buenas notas dicen. No sé yo.