jueves, marzo 18, 2010

El no-periodismo (Toma 3)

Google es el oráculo de nuestros tiempos. Es una herramienta importante y útil que los que nos dedicamos a esto del periodismo hemos convertido en fundamental. Puede que por las prisas con las que trabajamos, por las presiones, porque cada vez conjugamos menos el verbo contrastar... Sea lo que sea, hay un abuso de la búsqueda en internet para la elaboración de noticias que nos deja anécdotas escalofriantes.
Muchos recuerdan las fotos de los menores del entorno de Marta del Castillo (y de la propia Marta) sacadas de Tuenti rulando por las pantallas de todas las casas de España (por cierto, que dos cadenas han tenido que pagar. Muy bien que les está). Pues bien, lo de esta semana ha sido todavía más doloso. Lo podemos leer en El Periódico, por ejemplo.
Resulta que los gendarmes consiguen detener en Francia al etarra Joseba Fernández Aspurz, de nombre y primer apellido tan común en Euskadi que los compañeros de la Agencia EFE recurren a Internet y encuentran unas fotos de un exmilitante de Ezker Batua-Izquierda Unida que se llama igual. Y sin que nada tuviera que ver Joseba Fernández González con Joseba Fernández Aspurz, los de la agencia colocan el careto del primero como si fuera el del segundo. Cuando el Joseba Fernández no terrorista se da cuenta del error, tiene que descolgar el teléfono y decirles a los de EFE algo así como: "Oigan, señores periodistas de la Agencia EFE, que creo que se están equivocando, porque yo en mi vida he estado en Francia ni estoy detenido. De hecho estoy en mi casa tomándome un Cola-Cao y cagándome en su puñetera madre". O algo por el estilo. Y lo peor de la historia es que, aunque el error fuera rápidamente corregido, nos ha dejado a la profesión completamente en cueros. Porque tenemos todos las manos sucias de abusar de este tipo de prácticas en estos tiempos en los que sacar una foto errónea cinco minutos antes es más importante que sacar una foto buena cinco minutos después. Y no hay excusas, aunque sí haya presiones y mucha rapidez en el trabajo, como decía al principio. En esto fallamos y lo hacemos porque, entre otras cosas, somos cada vez más inmediatos y menos reflexivos. Indro Montanelli dijo:
Cuando uno cabalga sobre una noticia quiere cabalgar sobre un caballo ganador. Ésta es la tentación del periodismo y hay que combatirla.
Y los de la revista El Jueves nos caricaturizaron así de bien.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Acertadísima la entrada. De hecho pienso que el abuso de internet por parte de algunos periodistas pone el trabajo de todo el colectivo en entredicho, lo que desde luego no me parece nada justo.
La búsqueda de rapidez en la información debe tener límites, por lo menos aquellos que imponga la necesidad de contrastar lo que se dice.