miércoles, diciembre 23, 2009

Bailar

Tengo que reconocer que hoy he pasado miedo. Que el coche se movía con el viento, la carretera tenía bolsas de agua y había cosas grandes de hormigón atravesadas en la vía. Tengo que reconocer que he ido despacio y he hecho una parada en una gasolinera con la excusa de comprar agua y el único objetivo de ver una cara, aunque fuera desconocida. Tengo que reconocer que la lluvia caía en horizontal y los coches de al lado salpicaban una manta de agua que me hacía esforzarme. Tengo que reconocer que al llegar he respirado hondo y le he dado las gracias a la primera voz que he escuchado que en reallidad era un gracias a la vida que, en días como éste, valoro más que nunca. Tengo que reconocer que ha sido a lo largo de esta jornada, que empezaba negra y desagradable, cuando he recordado que deseo bailar con mis amigos esta canción de Drexler. Puede que hasta vestidos de blanco. Precisamente habla de las fronteras.

No hay comentarios: