jueves, septiembre 10, 2009

Lanzarote: los camellos

El camello es un animal realmente feo. Algo así como un caballo amorfo y patilargo. Yo nunca me había montado en ninguno hasta ahora a las puertas del Timanfaya, en un camino de 500 metros para turistas entre piedras volcánicas.

La subida, bien, en el camello de cola que era tan dócil y tan acompasado que, cuando llevábamos medio camino empezamos a cantarle sevillanas como si estuviéramos de romería: "Ese camello que va andando, camino del Timanfayaaaaa"

No hay comentarios: