jueves, julio 16, 2009

Carmen

Nunca es que hayas sido tú muy marinera. Siempre has tenido los pies bien pegados a la tierra. Y la cabeza puesta en nosotras. A menudo te exijo que pienses más en tí. Debes hacerlo para sobrevivir. Ya lo sabes. Hoy es tu día. Lo dice el calendario de los cristianos. El latín, que fue de los romanos antes que de la iglesia, le da a tu nombre un sentido que a mí siempre me gustaba más en mis clases de instituto. Carmen-carminis: Poema. En la ciudad de mi hermana, tu nombre habla de preciosas casas con jardines y huertos. Tú tienes bastante de esas dos cosas: de casa y de poema. Felicidades.

3 comentarios:

flor dijo...

me gusta mucho

Anónimo dijo...

aunque leo tu blog a diario,nunca he querido hacer un comentario,pero esta entrada merece un GRACIAS.Te quiero.Carmen

SUSANA dijo...

Un besito también de mi parte para la madrina Mari Carmen