domingo, mayo 31, 2009

A segunda

El Betis ha bajado y, de vuelta de un divertido día, la sorpresa y decepción de algunos sevillanos me han puesto la alfombra hasta Triana.
...A ver si llega el moro ése y compra el Betis...
...Ni Lopera, ni los jugadores, ni su puta madre...
...Pal año que viene, Pavone y pocos más...
...Me he tenido que salir del bar porque iban a pegarme... (Obviamente, éste era sevillista)
Y ni en Sevilla, ni en Triana ocurría nada más. En los bares, todos miraban unas pantallas que les devolvían la imagen de sus paisanos blanquiverdes llorando. Incidentes en la zona noble, cargas de policía a caballo y la cabeza de Lopera en peligro.
Esto es Sevilla, la misma que se despierta humana con los animales de Torneo, se almuerza cosmopolita en la Almeda y escucha bandas de cornetas por un aniversario religioso en Reyes Católicos. Eso es asín. Y punto.

2 comentarios:

anoniMATA dijo...

ains.. lo siento pero ayer fui un poco más feliz.Un beso

susana dijo...

jajajaja....que graciosos tus comentarios!!
fdo: una que estuvo allí
(¡¡¡a ver cuando hablas de mi Recre....!!!)