domingo, marzo 15, 2009

Descubriendo senderos 1

A veces crees que la tuya es la mejor de todas las tierras. Pero no. Hay otras tan bellas que te atrapan tanto que terminan siendo también tus tierras. Éste es el sendero del Ojo del Moro. Precioso.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que excursiones más interesantes,