sábado, febrero 28, 2009

Hay un lugar en el cielo que es un carnaval eterno donde reina el estribillo en donde siempre es febrero. Aquí la alegría es la reina anímate que te espero porque en nuestro Paraíso entrar no vale dinero basta con que el corazón te lata en carnavalero. Hasta el Paraíso se llega directo por una escalera que sube hasta el cielo pasito a pasito, con gana y sin miedo, sin ira ni envidia, ni males, ni celos. Y en una lección más allá de la historia podrán pasar 30 años que estaremos en la gloria viviendo de los recuerdos y reviviendo las coplas al compás de caja y bombo vamos haciendo memoria. Con un coro enorme que llena la plaza con letras y tipos que siempre alguien saca y entre cante y cante, con la madrugada, regamos el día con vino y palabra. Y hasta los recuerdos se han hecho tan vivos que un fantasma y una viuda aquí conviven tranquilos. Si uno la llena de harina, la otra llora a su chorizo. Un eterno pasacalles donde están los que se han ido: Un paisa y una muñeca, una maruja, un sutido, un cuentacuento, un pinocho y hasta un antiguo casino. Retazos de carnaval que forman EL PARAÍSO.
Siete nuevas maravillas de Huelva se ha elegido y entre las siete no estaba nuestro colosal castillo. Y aunque demás lo merece arrastramos la condena Cortegana en los papeles, siempre pa penas, siempre pa penas. Con todas las cosas que mi pueblo tiene tan rebonitas ¡que fácil sería encontrá en sus calles siete maravillas!: Castillo, Iglesia y la Piedad, la Romería, el carnaval, fuentes de agua, la importante es la que falta.
No hay maravilla más grande que los que pisamos invierno y verano esta santa tierra que nos ha criado. Somos los corteganeses los que seguimos luchando con uñas y dientes por cambiar de fama pese a quien le pese. Una sentencia que asegura que aquello no fue racismo
Los que mintieron mientras se celebró el juicio no rectifican, y eso nos saca de quicio. Alta nuestra cabeza la tenemos que llevar Caminando día tras día, Y luchando pa que mañana se lea esta noticia: Que Cortegana es una maravilla.

No hay comentarios: