lunes, febrero 16, 2009

Balas sevillanas

Si yo tuviera todo el dinero del mundo no me compararía un cochazo, de esos que se compran algunos periodistas cuando les dan un cargo. Yo me compraría un Jeep Wrangler. Es mi coche favorito y supongo que tiene que ver en esto el influjo de las pésimas series californianas que me tragué en mi adolescencia y que hace que conozca más de Sweet Valley o Santa Mónica que de Trebujena.
Alguien me dijo alguna vez que el Jeep Wrangler fue, en sus orígenes, un todoterreno concebido por el ejército americano. Por eso, cuando mi amigo me confesó, hace unos días, que había empezado a trabajar en una fábrica de vehículos militares, mi imaginación dibujó un precioso Jeep Wrangler y dije algo así como "Qué guay¡".
Me devolvió a la realidad el balbuceo de mi amigo. Un "Bueno, guay..." que me hizo replantearme mis palabras. Cuando volví los ojos a él descubrí los suyos llenos de culpa y, como el que se quita un gran peso, me confesó que lo de los vehículos militares no es más que una tapadera. En la fábrica donde lleva apenas un mes trabajando también hacen tanques y las bombas que tiran esos tanques. Asegura que desde que empezó la ofensiva de Israel contra Gaza los pedidos se han multiplicado.
No quiso seguir hablando, entre avegonzado, confuso y decepcionado de estar escuchando de su propia boca que trabajaba fabricando armas de guerra. Quise hablarle de la ética, pero lo hubiera destrozado.
Quiso quitarle hierro al asunto hablando de cifras que señalan al nuestro como uno de los paises que más armas exporta al extranjero. Bla, bla, bla... Estan matando a personas en Oriente Medio con balas que salen de una fábrica a pocos kilómetros de Sevilla. Dice mi amigo que los tanques se ven desde la autovía. O nadie los ve o es que todos callamos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Cuando él nos contó "eso", con la boca chica y casi rogando que le guardásemos el secreto queda claro que no hace falta recordarle lo de la ética, tú y yo sabemos que es una gran persona...y en tiempos de crisis...mejor no estar en el paro. Por eso prefirió no seguir hablando,está claro.

Cambiando de tema,hace justamente un par de días me crucé con un un "tucochefavorito" y me acordé de tí, y de las ganas que tienes de conducir uno igual por una carretera junto al mar. Algún día lo harás, si quieres te acompaño, ya sabes que siempre tengo la maleta hecha.

Besos, Pirfa.