domingo, noviembre 23, 2008

La buena vida

Quedan un par de minutos para quedarme dormida después de un movido fin de semana que empezaba con una cena con compañeros de trabajo en un restaurante del centro de Huelva al que asistió Alejandro, un periodista mexicano de El Universal, el más antiguo de los periódicos de aquel país.
Con Alejandro hablamos de la situación política y periodístca de México, de Chiapas y de cine. Pero lo más divertido, al menos para mí, fue cuando me confesó: "Tú, en mi país, serías un suceso". Le pregunté el por qué. "Con esa voz, esa dulzura con la que hablas y moviendo toda la cara y todo el cuerpo. Eres histriónica. Serías un suceso".
Sabía que era expresiva al hablar pero no imaginaba que jamás iba a causar en nadie esa sensación. Nos entretuvimos analizando esta vez los acentos. La noche del martes habían tocado los insultos.
Han sido unos días que han llenado Huelva de actividad cultural, cine e intercambio. En mi rutina han imprimido el ritmo frenético de apenas dormir unas horas y de descubrir nuevas gentes, nuevas perspectivas y nuevos garitos.
P.D: El de arriba es Andrés Wood recogiendo el Colón de Oro por la Buena Vida.

No hay comentarios: