martes, noviembre 11, 2008

Entre líneas

Esta mañana, una tertulia de la radio nacional remitía a sus oyentes a este artículo de La Vanguardia. Que dice, entre otras cosas, esto:
Un intelectual formado en Harvard, retórico y espontáneo, regresa a la Casa Blanca después de casi medio siglo de mediocridad cultural al frente del país (...) Obama es un intelectual pragmático. (...) Detrás de esta belleza oratoria hay un pensamiento que se expresa con algunos gramos de humor pero con gran sentido práctico. (...) Sería interesante que personas con ideas regresaran a la política.
Y tanto que lo sería. Que volvieran las ideas a la política y que, con ellas, volviera la vida y hasta la poesía; y que, juntas, derrotaran a las fotos, las chaquetas, los golpes de efecto y hasta los cojones encima de la mesa. Que vuelvan, si es que alguna vez estuvieron, el Compromiso y la Palabra.

No hay comentarios: