lunes, octubre 06, 2008

La Palabra

"En el principio era la Palabra". Así comienza uno de los libros más vendidos en el mundo que ayer se convirtió en protagonista del Prime Time de la televisión pública italiana, la RAI. 20 de cada 100 italianos que en ese momento estaban sentados frente a la televisión, eligieron ver el arranque de la primera lectura íntegra de la Biblia televisada. "En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios" comenzó diciendo el Papa Benedicto, al que luego están siguiendo otras celebridades italianas. Impagable ha tenido que ser ver a Roberto Benigni, el de La Vida es Bella o El Tigre y la Nieve, leyendo con su histrionismo el fraticidio de Caín y Abel.
Tres millones de espectadores vieron el arranque de este hito televisivo que durará siete días seguidos, exactamente los mismos que yo tengo que estar completamente muda. Paradojas de la vida. Tras milenios en silencio, 1250 lectores van a ponerle sonido a las palabras de La Biblia mientras que a mí me toca ponerle silencio a las mías. Un reto que voy consiguiendo gracias a una pizarra, a mi familia y a un mayor énfasis en los gestos.
Y doy fe de que en el principio era la palabra porque en estos días las que más trabajo me cuestan reprimir son las que van de la mano de las emociones, las que son un acto reflejo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Por fin hoy, ya tienes palabra. Y no sólo la palabra sino que el conjunto de ellas nos regalan fantásticas opiniones con un sonido especial.
Un beso.
Mª Paz.