domingo, agosto 31, 2008

El humano evolucionado

El Ser Humano se encuentra en una etapa evolutiva de clara recesión. Consume, construye y destruye sin mesura. Pocos lugares en el mundo se salvan de su devastación. Estos días he descubierto uno de los enclaves donde lo silvestre le gana la batalla al ladrillos: Cabo de Gata. Nos quedábamos en una cómoda urbanización de Aguadulce, en Roquetas de Mar. Algo así como la Marbella de Almería, donde los bloques de pisos, los enormes centros comerciales y las inmensas avenidas no dejan ver la playa. Un ejemplo, como otro cualquiera, del estado actual en el que se encuentra la evolución humana. Pero hemos logrado saltar esta frontera. Apenas tres cuartos de hora la separan de la puerta de Cabo de Gata: San José donde dejábamos el coche para coger un bus gratuíto que nos ha llevado a los paraísos naturales de Genoveses, Medialuna, Cala Carbón, Mónsul... (¿Por qué la Junta apostará por este modelo en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar y no lo hace en Matalascaña, propiciando que miles de coches atravisen Doñana cada día de verano? No lo entiendo, la verdad) Calas de arena entre montañas y familias enteras disfrutando de un diálogo entre iguales con la naturaleza. Esos niños, muchos, sin saberlo, practicando nudismo con sus padres, representan el ser humano evolucionado, el que va más allá y cambia el asfalto por los caminos de arenas, el skayline de las playas andaluzas (de antenas y grúas) por las montañas sin árboles del Cabo de Gata. Hemos disfrutado como enanos con unas gafas y un tubo de los peces de todos los tamaños y colores de aquellas playas, que han despertado en mí un orgullo especial al pensar que este precioso paisaje se encuentra dentro de los límites de Andalucía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy una podríamos decir adicta a tu blog desde que por las casualidades de la vida di con él...me encanta como escribes, pero en este caso me gustaría responderte a la pregunta que lanzas...creo que la Junta, en el caso de Matalascañas y entorno de Doñana ya tiene bastante con recoger la basura que deja la Romería del Rocío... En este caso por desgracia el ser humano no demuestra ser tan evolucionado como tú dices, y también vemos como cada año lo silvestre pierde la batalla...

Anónimo dijo...

palomita cariño, q bien vives!!