jueves, junio 26, 2008

Voluntades ciudadanas

A veces me he planteado la cuestión de las mociones de censura. Son iniciativas completamente democráticas. Forman parte del juego político que contempla nuestra ley. lo que pasa es que a mí, la verdad, me dan cierto reparo. No sé, se me aparecen como un vacío en el que cae la voluntad de la mayorías de los vecinos de un pueblo o ciudad. Si yo fuera política municipal me pensaría muy mucho suscribir una. No lo han hecho los 9 concejales de Izquerda Unida y Partido Popular que hoy me han hecho pasar uno de ,os días más calurosos de todos los que llevo trabajados. Un salón de plenos enano y muchísima expectación. El Pacto de Progreso, ése que firmaron hace un par de elecciones municipales PSOE e IU a nivel regional (uno de sus ideólogos fue a la vez uno de los primeros en no llevarlos a cabo en su localidad: Agustín Pavón, alcalde de Camas... Las cosas de la política) y con el que pretendían cortar el paso al poder local al PP en cuantos municipios hiciese falta (Sevila es uno de los paradigmas, aunque hay muchos más casos). Pues eso, que el pacto de progreso se ha roto en Bollullos Par del Condado, localidad en la que nació y vie todavía el coordinador regional de IU, Diego Valderas, que por lo que se ve no es profeta en su tierra. De hecho, ha expulsado a los 5 ediles que se han aliado con los populares. Después del calor, la tensión y un pequeño derrame en el ojo no pude resistirme y acabé en una de las míticas bodegas bolulleras bebiendo una copa de vino dulce y comiendo chacinas hipercalórics de esas que chorrean codo abajo (menos mal que existen). Escribo con el sabor de ese excelente vino dulce todavía en el recuerdo y una botella de dos litros del mismo enfriándose en mi nevera.

No hay comentarios: