jueves, marzo 06, 2008

No a Bolonia

¿Qué edad tengo?
Cogí el 6. Otra vez. La línea con la que empecé mi vida en Sevilla. La que une el barrio de Triana con Reina Mercedes, donde hice el primer curso de mi carrera. Me bajé frente a la Facultad de Informática y anduve unos pasos hasta llegar al Instituto de Idiomas. Por fin, podía recoger mi título de portugués. En las verjas y las paredes colgaban carteles escritos a mano. Llamaban a una manifestación. "No a Bolonia", rezaban. Recogí el título y volví a tomar el autobús, esta vez el 34 hasta la parada más cercana a la biblioteca municipal. Por el camino terminé el libro que empecé a leer antes de ayer: El mundo, de Juan José Millás. Con el buen sabor de boca del último Premio Planeta he sacado La Carretera, uno de los últimos libros revelación, dicen, de esta temporada. Olía a azahar toda Sevilla. Algunas calles ya huelen a incienso (aunque yo continúe en carnavales). El clima es completamente primaveral, tanto que, por la Avenida de la Constitución tuve que despojarme del abrigo y el chaleco de lana. Justo cuando comencé a cruzarme con los manifestantes que volvían de Plaza Nueva. Llevaban palos de escoba, ya sin pancartas. Algunos todavía tenían folios colgados del pecho en los que se leía "No a Bolonia". Irremediablemente, me sentí una de ellos. Volvía a verme a mí misma en los tiempos de la LOU y en los de la Guerra de Irak, que yo creía más cercanos hasta que oí a uno de los chavales: "Los de la guerra sí que estaban todo el día menifestándose". De repente, entre ellos y yo se abría un enorme abismo. Sólo le faltó decir "los universitarios de entonces". En aquel momento recibí una llamada de una compañera de trabajo a la que no veo hace algunos meses y que está esperando la llegada de su segunda hija de allende los mares. Me preguntó que cuándo me iba a animar a tener un niño. Otra vez el abismo. Colgué e intenté pasar completamente inadvertida entre los manifestantes bajo mi gorro y mis gafas. Apenas han pasado 4 años de las manifestaciones contra la guerra y unos 5 ó 6 de las de la LOU, pero parecen una eternidad. Como si estos años no se hubieran medido por segundos, minutos, horas, días, semanas o meses, si no por algo más cualitativo que cuantitativo.
Tuve que esforzarme en recordar la edad que tengo. 25. Una edad relativa que me permite ser todas las personas que quiera. Depende cosas como el ánimo o la hora del día.

3 comentarios:

Jose Juan Ramos dijo...

Suscribo todo menos el final. Desgraciadamente el tiempo es lo único que pasa sin control, la única losa que no podemos detener. Alguien dijo que no le gustaba la fotografía porque era irreal y olía a muerte. Allí, en una foto es donde únicamente se congela el inexorable paso del tiempo y podemos ser lo que queramos. Fuera de la toma somos lo que el tiempo nos va marcando, aunque algunos luchemos contra eso. Pronto cumpliré 27, te saco ventaja, así que no me rechistes!, jajaja

Anónimo dijo...

LO QUE NOS UNE

SOMOS TU PARTIDO POLÍTICO
PARA LAS PRÓXIMAS ELECCIONES

Porque, igual que tú, queremos:

1. Que todos los españoles tengan iguales derechos y obligaciones, sea cual sea la región donde vivan o residan circunstancialmente.

2. Recuperar para el Estado las competencias de educación y fiscalidad, para asegurar los mismos derechos, incluidos los lingüísticos para todos los ciudadanos.

3. Que los partidos nacionalistas dejen de condicionar y coartar el presente y el futuro del conjunto de nuestro país.

4. Reforzar la separación de poderes, de modo que jueces y fiscales no actúen como delegados de los partidos políticos.

5. Conseguir un sistema electoral más representativo, unas instituciones más transparentes y unos partidos más respetuosos con la democracia.

6. No tener que elegir entre una derecha y una izquierda sectarias y antiguas, incapaces de entenderse para defender los intereses comunes de los ciudadanos.

Rosa Díez al Parlamento
UPyD - Unión Progreso y Democracia - Página Web

pirfa dijo...

Con todos mis repetos: Me voy a cagar en Rosa Díez y en todo partido político que vuelva a dejar propaganda en mi blog¡¡¡¡