lunes, marzo 03, 2008

Casino 1900

No recuerdo yo a ninguna mujer que a ti se pareciera, que fuera dama de este carnaval siendo una humilde princesa.
Que fuera así de sencilla, como lo son sus iguales, que estando llena de luz estallara en carnavales. Si te canto esta noche no te pongas nerviosa, que entre todas las damas, brillas sola. Te conozco desde niña, te he visto jugar en las calles y ahora contemplo admirado tu resplandor. Que caiga sobre mí esta luz que me ciega, que salga el sol en esta noche de carnaval, porque no recuerdo mujer que se te pareciera que eres de Cortegana no se puede negar. Ahora que he vuelto de nuevo son tantas las cosas que vienen a mi recuerdo y algunas hermosas: el rumos de tus aguas, el reir de tus gente, su eterna cordialidad. Pero es un cuento soñado con triste final: Porque aunque el corteganés siga siendo valiente y acepte su realidad apretando los dientes mira hacia a su alrededor y le duele su pueblo. Pregunta un siglo después: ¿Qué cojones te han hecho? Corteganés, corteganés, valiente, con esta realidad apretando los dientes. Tu alrededor, tu alrededor, tu pueblo Pregunta que pregunta: ¿Qué cojones te han hecho?.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Leo estas letras,cierro los ojos y parece que todavia estoy en el Capitol con los pelos de punta y los ojos llenos de lagrimas.
Gracias por hacerme pasar estos dias tan maravillosos.
Ahora toca,como tu dices,"la depresion post-fiesta"en la que echas de menos estar con los amigos,parece que te falta algo......
"Sueña,sueña nunca pares de soñar......"
Besos.
Carmela.