lunes, mayo 07, 2007

Tonadillas y cara dura

El Correo de Andalucía titulaba el pasado viernes su primera plana con las siguientes palabras del anterior ministro del PP Miguel Arias Cañete: "De Juana se pasea y detienen a tonadilleras como a terroristas" Un comentario bastante desafortunado a pesar de que el ministro de las vacas locas haya hecho un esfuerzo sobrehumano para conectar dos asuntos de la actualidad. Antes de él ya lo hizo el abogado de Julián Muñoz arguyendo que la vida de su defendido también corría peligro, como la del terrorista hospitalizado. Llevo unos días bastante alejada de la realidad mediática. Mi agenda social ( a tope con la llega de las ferias y fiestas de la primavera) apenas me deja tiempo para estar informada, pero me ha llamado mucho la atención la comparación de Arias Cañete. Es como si a ese ministro los delitos pecuniarios les pareciesen delitos menores. No lo son, en absoluto. Porque detrás de la imputación por blanqueo de capitales se esconde una maraña de acciones y relaciones que hacen muy difícil el correcto desarrollo de la libertad y la democracia. Unir esas dos palabras (para mí las más importantes de una sociedad) con el morboso asunto de faldas y corruptelas del Caso Malaya es un auténtico insulto. Para todos. Sea cual sea nuestra ideología.

No hay comentarios: