domingo, diciembre 31, 2006

Despidiendo 2006

En el último día de los 365 que han quedado archivados bajo la etiqueta de 2006 quiero daros las gracias a todos los que habéis hecho posible que este año pase a engrosar la lista de mis año más positivos.
Gracias por andar conmigo el camino... Feliz 2007...
(Cuando me coma la última de las uva pensaré en los que me quieren, en los que no, en los que me han ayudado, en todos los que me han mirado sinceramente a los ojos, en los que me han guiado en la búsqueda de la Belleza, en los que me han exigido que me convierta en una mejor persona...
y empezaré el año que viene sonriendo.)

jueves, diciembre 14, 2006

Cuentas pendientes

El ABC publica hoy en su contraportada la noticia sobre la muerte de uno de los culpables de la matanza de Puerto Urraco. En realidad, el "cerebro" de aquella masacre perpetrada por dos hermanos, uno él (cuyo cadaver fue encontrado ayer por un funcionario de priosiones en su celda) y otro, su dócil hermano que siempre le obedecía.
El periodista que firma el artículo, Pablo Muñoz, aprovecha para recordar algo de aquellos hechos. Lo he leído con atención. Puerto Urraco ha sido mil veces referido y hasta ficcionado (Carlos Saura lo llevó al cine hace un par de años) pero a mí jamás se me había ocurrido preocuparme por los motivos que dieron lugar a aquel episodio que hizo más negra y profunda esta España nuestra.
Leo hoy, 16 años después después, que los dos hermanos dijeron a sus dos hermanas que iban a cazar tórtolas. Y con toda la frialdad del mundo la emporendieron a tiros con los vecinos de esta localidad pacense.
Cuando los policías les aprehendieron, EmilioIzquierdo confesó que de no haber sido detenido hubiera disparado contra la población el día del multitudinario entierro. Por lo visto el asesino pretendía que los vecinos vivieran en sus carnes el dolor que ellos habían sufrido, seis años antes, por la muerte de su madre en un incendio del que se desconocían las causas.
El fallecimiento de uno de los asesinos más fríos que ha dado la historia de España no cierra ni mucho menos su historia. Ahora empieza su mito. Y muere Emilio Izquierdo precisamente hoy, día en que la venganza, esa enemiga del alma, vuelve a manifestarse con toda su magestuosidad.
Hubo un crío que hace 32 años perdió a sus abuelos a manos de la policía política pinochetista. El hombre que es hoy ha esperado la cola que le llevaba delante del féretro del General fallecido y ha escupido encima para luego afirmar: "Era una cuenta pendiente muy personal".
Cuando el mayor de tus enemigos muere ¿Qué haces con toda la rabia contenida? Con ese sentimiento se estarán encontrando hoy muchos vecinos de Puerto Urraco. Como ellos, miles de chilenos que, además, jamás pudieron ver caer el peso de la Justicia sobre el dictador.
Doble rabia.

domingo, diciembre 10, 2006

De cachimbas, nieve y cumpleaños

De escapada por Granada, con unos amigos, para que los nervios y las nostalgias se confundan entre las risas.... Muchas gracias a los cinco que habéis hecho de este puente unos días deliciosos. Inolvidables.
Ah¡¡¡ Muchas felicidades Jesupín en tu 24 cumpleaños. Bienvenido a este fascinante mundo de lo ambiguo y lo decisivo.

martes, diciembre 05, 2006

El último paso

La puerta se abrió al intuir nuestra presencia y el que un día fue mi jefe paró mis pasos para decirme: "Éste es el último". Y lo di. Tan nerviosa que apenas me daba cuenta del vacío que empezaba a nacerme en el estómago. Han sido dos años. Lo exquisito y la miseria. Lo profesional y lo casposo. He podido conocerlo casi todo y ayer, al dar el último paso, justo en ese momento, se me empezaron a olvidar las cosas malas, las que más de una vez me hicieron maldecir mi primera empresa, las que me hicieron llorar. He cerrado un ciclo con el desososiego de saber lo que me cuesta volver a los sitios de los que me voy, la tristeza de pensar que voy a desvincularme de compañeros a los que adoro y el nerviosismo de volver a empezar en un sitio nuevo, en un grupo que ya está hecho y en el que tengo que buscar un sitio, el mío. El lunes empieza ese reto. Hoy en mi mente se suceden las experiencias, las conversaciones, las miradas cómplices y las anécdotas que han marcado mi vida profesional en estos dos años. Escribo estas líneas a modo de despedida, sin saber a ciencia cierta quién va a leerlas. En realidad me despido de mi misma y del sentimiento que me ha arropado todo este tiempo, tan tutaleda y protegida por los que me han querido. Tan agradecida. Se acercan tiempos convulsos en la empresa de la que me voy. Sé que si volviera algún día nunca volvería a verla tal como la dejo. Quizá no será ni su sombra. Así que me llevo mis recuerdos, idealizados. Muchas gracias por todo y, sobre todos, al que anoche me mandó una canción en la que me decía:
...y me atrevo a acercarme a ti, soltarte a la cara la verdad
y dar media vuelta recoger mi chaqueta
y salir por la puerta contigo.
Te daré mi corazón
te daré mi vida
te daré mi alma perdida.
Ojalá, ojalá nunca cambie esa forma que tienes de estar en el mundo
ojalá que el tiempo no te cambie... El mejor de mis maestros, el más noble de mis amigos.