miércoles, diciembre 07, 2005

No os he hablado de MAFALDA

Quiero hablar de una cosa importante: Mafalda ha dado un giro de timón a mi vida.
Rondaba en mi mente desde hacía algún tiempo pero yo me resistía a dejarla entrar en mi vida. "Se trata de un cómic", me decía. Para mí ha supuesto un descubrimiento, una revelación, un revulsivo. Mafalda es solidaridad, la duda constante de la que hablaba Descartes (esa desde la que se construía el conocimiento), el sorprenderse con cualquier cosa de Zorba, el griego. Mafalda significa poder ser por fin la niña que nunca pude ser porque la palabra "indiscreción" apareció en mi vida. Todavía no os había hablado de Mafalda. Sabía que faltaba un libro muy importante en la estantería de mi mente. Era el "Todo Mafalda". Corrí a comprarlo. Era importante. Desde aquel día no he dejado de leerlo. Casi todas las noches lo consulto. Es mi Biblia particular, mucho más práctica que la mitológica. Dejad entrar a Mafalda en vuestras vidas. Leedla con la perspectiva que da saber de dónde y cuando viene: una Argentina que estrenaba democracia como muchos otros países iberoamericanos, muy de la mano de los Estados Unidos. Recién estrenábamos ONU, televisón, Pop y otros tantos inventos de la Humanidad, algunos de más trascendencia que otros.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Paloma:solo decirte que Mafalda es un personaje que adora tu tia Angelita, siempre se ha hablado de Mafalda en mi casa y siempre mi madre nos ha dicho que leyeramos Mafalda y nos hacia ver los dibujitos animados que habia de Mafalda.
Queria que lo supieras porque me ha sorprendido a leer este articulo en tu blog.
un besazo de Macarena y familia.

danirmartin dijo...

Mafalda me recuerda a cuando vivía en Copenhague, buscándome la vida.

En nuestro pisito tenía un calendario de Mafalda, de estos que se iban arracando las hojas a medida q iban pasando los días... le guardo un cariño muy especial, pues jamás deseé tanto que pasaran los días para volver a casa.

Pero tienes razón. Mafalda son verdades como puños. Vale la pena.

Fco. Javier Sánchez dijo...

A mí lo que más me llama la atención es que han pasado un montón de años desde que Quino dejó de dibujar a Mafalda y los contenidos siguen estando de actualidad. Se ve que el mundo a pesar de todo no ha evolucionado mucho en los últimos treinta años.