sábado, noviembre 12, 2005

El panorama

Ya me encuentro totalmente de vuelta. Tras una semana de transición y un sueño, el de esta noche, en el que me proponían un trabajo y yo tenía que decidir si aceptarlo o no (que me ha tenido las siete horas que he dormido bien atareada) puedo decir que ya he vuelto de mis vacaciones. Todavía no me he atrevido a ver las fotos del periplo, pero sí me he asomado a lo que ha pasado y está pasando en el mundo mientras yo he estado ausente. Me encuentro algunas revoluciones más o menos importantes: las menos, el nacimiento de una Leonor que tiene a la España de charanga y pandereta muy preocupada buscándole parecidos o el debate de un Estatut que apenas importa a la poca España que no busca los parecidos. Y yo, que paso de las cópulas reales y seguía desde Roma la presentación de los catalanes de su texto satanizado por el PP, me he dado cuenta que no es eso lo único que los populares creen demoníaco. Ha sido la LOE, y no la LOU como en mis tiempos, la que ha echado a la calle a estudiantes y obispos. Curioso. No van de la mano. Ni siquiera hicieron la manifestación el mismo día: unos con el lema "No más concesiones a la derecha. Fuera la religión de las aulas" y los peperos, con la iglesia protegiéndolos que exigen, entre otras cosas "que la religión católica sea igual que cualquier otra disciplina". Con el pretexto de enterarme por encima de qué va la LOE me he acercado primero a las páginas de El Mundo y me he enterado de lo mala malísima de es una reforma que, entre otros, someterá a los chavales de 2º de Bachillerato a dos exámenes al finas de curso y pone como primero de los deberes del alumnado el de estudiar, pero lo dice así: "la LOE recoge el «deber de estudiar» como el primero de los cometidos del alumnado. Podría decirse que es una perogrullada, pero lo cierto es que no aparecía así citado (cosa que sí hacía la Ley de Calidad) y se habían recibido muchas críticas por ello." En el apartado de profesorado, El Mundo nos cuenta as í lo que dice la LOE: "Aunque el Gobierno señala que la LOE dignificará la figura del profesorado, lo cierto es que -con la intención de no enfadar más a las patronales de la enseñanza- se atenta contra el sentido común en algunos artículos. 'Verbi gracia', los centros concertados que despidan improcedentemente a un profesor sólo serán sancionados con falta leve." Es curioso, porque justo hoy a pocas horas de las manifestación de la derecha El Pais titula lo siguiente: "Los colegios católicos y la Iglesia reciben del Estado 3.000 millones al año". Otra vez un poquito de periodismo entendido como arma arrojadiza de un partido contra otro. Se ve que Pedro J. le debe mucho a Aznar y Polanco a Felipe y eso todavía lo estamos pagando. Y mientras en Francia con serios problemas de convivencia e integración... pero eso merece un apartado especial.

No hay comentarios: