jueves, junio 02, 2005

La lucha contra la nada

Lo peor de trabajar en TVE es que trabajas para una masa de humo. Hoy se ha reído de mí el que pronto dejará de ser mi jefe porque ha debido verme como el niño con una espada de cartón al que la ropa y el sombrero le quedan grande. Faltan ocho minutos para las siete y estoy cansada de pelarme contra la nada. Llevo enfadada desde la 1 de la tarde de ayer. En casa, pensé que la siesta era el remedio, pero Morfeo no se dignó en visitarme en más de hora y media tumbada sobre la cama. Después, en el sofá, vi como pasaron uno a uno los minutos hasta las diez de la noche, que me distraje contando, por fin, lo que tanto me preocupaba. Con 12 años saqué sobresaliente en el examen del lunes siguiente a la muerte de mi padre. Mi madre lo cuenta a mis espaldas como un orgullo. Para mí fue la prueba de que ya para siempre nunca mezclaría los problemas del trabajo y de casa. Fue un diagnóstico demasiado precipitado y ayer, diez años después, demostré que me equivoqué. He visto como la injusticia ha comido en mi plato. Cómo soñaba con ser Quijote, cuando ni siquiera soy el burro en el que se monta Sancho. Y me he quejado. Se lo he contado a casi todos los que me rodean tantas veces que ya me duele la boca. Y me he portado con la persona que ponía cara a la injusticia como nunca lo he hecho con nadie. "Hay que ser gente". Por una vez no lo he sido y he tenido que pedir perdón. Llevo dos días pensando que mis quejas podían cambiar algo. Algo de todo: los despidos después de ocho años, las promesas que nunca se cumplen, los brazos cruzados y los sueldos a fin de mes... algo. Y el que pronto dejará de ser mi jefe se ha reído con razón. Y me decía en su risa: "Pobre, tú sí que no puedes hacer nada". .. Y es verdad, para mí la jerarquía es tan impersonal como demuestran con sus actos. Busco culpables, pero intuyo que la estructura lleva podrida mucho antes de llegar yo. Y el que pronto dejará de ser mi jefe se ríe y siente que soy la rosa del Principito. Con pocas espinas para defenderme del mundo.

2 comentarios:

Flor dijo...

ole,simplemente eso...quizás no consigas lo que quieres, pero no se te pudren
las ganas dentro, y eso es important.como diria el ché:mejor morir de pie,q
vivir arrodillao.te quiero

ANTONIO PABLÍN dijo...

PUES MÁS SE REIAN DE AQUEL QUE HACE YA 2000 Y PICO AÑOS HABLO TAN CLARO QUE LE COSTO LA VIDA.ASI QUE "PA LANTE", QUE DEBEMOS SER COHERENTES CON LO QUE PENSAMOS, QUE DE "OVEJAS MODORRAS" ESTAN LOS CORRALES LLENOS.
AAAHHH!!!! PERO ESO SI, AL LLEGAR A CASA QUE HASTA EL CULO DESCANSE, "NO PROBLEMS"!!!!!