jueves, junio 16, 2005

Carroña antes de los Lunnis

El dinero público tiene que ser tanto que los que los gestionan se aburren muchísimo. Y como tanto se aburren lo malgastan donde no deben. Así encontramos programas en la televisión pública como Gente. Hoy, además de una señora que dice que su madre muerta la llama por teléfono desde ultratumba, vuelve a ser noticia, dos años más tarde el asesinato de Félix “Barilla”, a manos de Saray Castillo. Acabo de ver la cinta y resulta que la madre afirma haber recibido una carta de su hija desde prisión en la que Saray inculpa del crimen a un tal “Quinito”. Asegura Saray que fue Quinito quien facilitó su teléfono a Félix a cambio de coca. Esta palabras no son mías, saldrán esta tarde a las 8 en Gente. Y es que antes de que los Lunnis manden a los niños a la cama, ya les estamos adoctrinando bien en la realidad que les espera. El fantasma de Felix duerme y un simple rumor de la madre de la asesina lo despierta para volver a ser protagonista de los programas de sucesos. A pesar de los esfuerzos de su familia por levantar cabeza y a pesar de las ganas que tiene Cortegana de desprenderse de sus tragedias.

No hay comentarios: