viernes, junio 10, 2005

Ante todo, discreción

Estaban todos los veladores de La Sonanta llenos de vecinos que cenaban al son de una música caribeña que poco pegaba en el contexto. Un protagonista del papel-cuché, que en Triana hay muchos, al que se le atribuía una relación sentimental con una de las hermanas Ordóñez y hasta hace un par de meses ha soportado el acoso de la prensa rosa, se reunió en una mesa cercana con unos colegas. Palmi y yo hablábamos de nuestras cosas. Todo tenía su justa anormalidad: las cajeras del Champion celebrando el fin de su jornada laboral, mi compañero Pacoco con unos colegas, la china de los 20 duros (a la que el arte trianero ha bautizado como “Sonia” porque realmente tiene un nombre impronunciable). Hasta que los tres que acompañaban al famosillo se metieron en el coche que estaba aparcado a nuestro lado. Salieron a los dos minutos. “Se acaban de meter una raya que te cagas”, le dije a Palmi. No los había visto, pero lo intuía. Tardó poco en meterse en el coche el personaje de la víscera. Y a ese sí que lo vimos. Nosotras, las cajeras del Champion, los colegas de Pacoco, la china y todo el que casualmente mirara en ese momento al coche, con las luces de dentro encendidas, para más discrecionalidad, claro. Y yo, cateta, me quedé de piedra. Si hubieran sido las tres de la mañana de un sábado no habría pasado de una simple curiosidad, pero a las nueve de la noche de un jueves, mientras la gente cena... En fin, que si leyeran mi blog los del tomate, ya tenían tema para el verano.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que los del tomate utilizaran la blanquita para sus reportajes. Porque de ser así, la programación sería monotemática.

En la prensa rosa el más tonto hace relojes, y CASIO.

Además,haciendo una lectura socio-conspiranoide, desde mi punto de vista, los medios de comunicación de nuestra sociedad exalta los valores de la cocaína. Triunfo fácil, poder, sensación de fuerza y agudeza mental. Es decir, un refugio fácil para personas frustadas (¿Te transmite algo de esto Salsa Rosa, por ejemplo?)

Creo que te sigue traicionando tu citada moral catetaril. No sólo se ve este tipo de cosas a la hora de la cena, en muchos lugares puedes observarlo a cualquier hora si lo observaras detenidamente.


Uno.

Anónimo dijo...

No creo que los del tomate utilizaran la blanquita para sus reportajes. Porque de ser así, la programación sería monotemática.

En la prensa rosa el más tonto hace relojes, y CASIO.

Además,haciendo una lectura socio-conspiranoide, desde mi punto de vista, los medios de comunicación de nuestra sociedad exalta los valores de la cocaína. Triunfo fácil, poder, sensación de fuerza y agudeza mental. Es decir, un refugio fácil para personas frustadas (¿Te transmite algo de esto Salsa Rosa, por ejemplo?)

Creo que te sigue traicionando tu citada moral catetaril. No sólo se ve este tipo de cosas a la hora de la cena, en muchos lugares puedes observarlo a cualquier hora si lo observaras detenidamente.


Uno.

danirmartin dijo...

De acuerdo con "uno" que a la prensa del corazón no le interesa que tal o cual personaje se drogue... lo que interesa es con quien se acueste, y si es con cuernos de por medio, mucho mejor.

Pero yo reconozco que me impresiona ver de cerca la droga. que alguien se meta una raya.

Desde luego no me considero un cateto, pero si es algo con lo que nunca has tenido contacto, cosas así aun em chocan.