lunes, abril 25, 2005

Desdemonización

Se acercan los tiempos de los pactos en Euskadi. En esta semana Ibarretxe se reúne con los dirigentes de los demás partidos para intentar formar gobierno y ha decidido empezar por Patxi López. Ese vasco, simpático y fumador nervioso, al que Zapatero ha depositado toda su confianza en uno de los lugares más conflictivos de la península. Ya se escucha que será una coalición PNV-PSOE la que regirá el futuro de los vascos los próximos 4 años, antes siquiera de que hayan empezado los contactos de rigor. Si eso ocurriera, es decir si Ibarretxe fuera Lehendakari con la ayuda del partido de Zapatero, el engranaje para la desdemonización de la imagen del vasco de Star Trek tendría que activarse de inmediato. En los últimos años, desde que Ibarretxe manda algo en Euskadi, pocos hemos sido los españoles que hemos podido oir su discurso de una forma pausada en las televisiones nacionales. Yo, desde luego no. El único día que llegaron sus palabras a mi oído de forma poco contaminada fue en la presentación ante el Congreso de su propuesta de reforma del estatuto, es decir, el día que presentó el que han dado a llamar “Plan Ibarretxe”. A pesar del ambiente tan crispado al que se enfrentaba, escuchar ese señor fue para mí una revelación. Es un político calmado que domina medianamente bien la oratoria y al que, sin embargo, va a costarle quitarse el estigma del malo de la película para el resto de los españoles que no le votamos. Si efectivamente, Patxi fuese su socio de gobierno a partir de ya, no sé cómo se las va a ingeniar TVE para quitarle la imagen de malo malísimo a Ibarretxe que tan bien se la puso cuando mandaba el PP. Será necesario un cambio de discurso de la casa a la par de un cambio de imagen. La misma que le van a hacer al nuevo Benedicto XVI. Otro malo malísimo (nazi y machista) que a partir de ahora tiene que ser bueno. Por cojones.

2 comentarios:

Hola que tal dijo...

En que se parece el nuevo Papa y Lopera?

En que el nuevo Papa es Benedicto dieciséis, y Lopera es Peneadicto desde los dieciséis

pirfa dijo...

Está mu bien¡¡¡ es buenísimo. peneadicto (jajajaja)