jueves, marzo 17, 2005

Oídos de cera en la curia

Efectivamente, el retratista del condón pisó suelo marciano. Lo hizo anoche, 16 de Marzo y hoy ha vuelto a Sevilla no demasiado contento con el tiempo que le dieron, aunque sí con las palabras que empleó. Como no pude verlo en la tele, porque me pudo Morfeo, poco puedo decir del espectáculo de anoche... En lo que a mí me atañe, me quedé sin noticia. Su aparición en Crónicas Marcianas terminaba con cualquier posibilidad, por remota que fuese, de que saliera en el Telediario. Dos días antes de esto, mi jefe me enseñó que como premisa para que lo emitieran en el nacional había que darle la palabra a la otra parte: la Iglesia. Y, claro, “Con la Iglesia hemos topado, amigo Sancho”. El arzobispado de Sevilla me ha tenido enredada tres días: primero que el Cardenal estaba en la Conferencia Episcopal, después que el segundo de a bordo no había contestado a la petición... llegaron a no coger el teléfono para finalmente decirme lo que yo sabía que iba a acabar oyendo. “La Iglesia ya se ha pronunciado muchas veces sobre el uso del preservativo y ahora no va a hablar”... pues es verdad, pero me lo podían haber dicho antes. Tres días de teléfonos en los que llegué a contactar hasta con los maristas, que tampoco me hablaron: “No queremos dar imagen de retrógrados”, confesaron los confesantes. La Iglesia es mucho peor que la Administración Pública. Es más fácil sacarle declaraciones a Chaves o a Rajoy que a Monseñor Amigo Vallejo. Es normal, ellos no tienen que dar explicaciones de nada. A ellos no les ha votado nadie. Se han afanado por aprender lenguas muertas tanto como en olvidar palabras vivas: diálogo, democracia, comunicación...

No hay comentarios: